Isidoro Giménez, Maestro de Pilotos un libro de Carlos Ávila

Isidoro Giménez, Maestro de Pilotos un libro de Carlos Ávila

03 julio, 2019

A través de esta página, les presentamos la vida de Isidoro Giménez García (Valladolid, 1900-Madrid, 1988) fiel reflejo de la trayectoria de uno de los miembros más respetados de la Asociación de Aviadores de la República, sino también de la Aviación Militar y de las posteriores Fuerzas Aéreas de la República (FAR).

Giménez se incorporó a la Aviación Militar como ametrallador-bombardero, participando en el peligrosísimo avituallamiento aéreo a la posición de Kudia Tahar e interviniendo posteriormente en el desembarco de Alhucemas a bordo de Dornier Wal. A continuación, hizo el curso de pilotos en Albacete y, como muchos otros aviadores españoles, afrontó los vaivenes políticos que la Aviación Militar sufrió en la Monarquía, Dictadura y II República. En esas etapas, Giménez asistió a hechos históricos en los que estuvo involucrada la aviación y que se explican en el libro con nuevos documentos: el frustrado golpe republicano de Cuatro Vientos (1930) y la revolución de Asturias (1934). En este último episodio, al mando de tropas de aviación, defendió una fábrica de gas contra los revolucionarios, siendo condecorado por el gobierno de la República, pero contempló cómo sus compañeros iniciaban un proceso de polarización política que tendría dramáticas consecuencias al principio y final de la Guerra Civil.

Al iniciarse la contienda, Giménez participó con los efectivos de la base aérea de Getafe en la sofocación de la sublevación militar y en acciones sobre la Sierra de Madrid. A continuación, se le fueron encomendando destinos sucesivos: jefe de la escuadrilla “Alas Rojas” en el aeródromo de Sariñena y oficial acompañante de la Primera Expedición a la URSS. Respecto al viaje a la Escuela de Aviación de Kirovabad (actual Ganjá, República de Azerbaiyán), se aporta información inédita sobre todos los componentes/costes/destinos de los miembros de la Expedición, la valoración soviética de los alumnos y profesores españoles, así como sobre las tensiones surgidas entre Madrid y Moscú a costa de la instrucción de los alumnos y de los oficiales españoles.

En Kirovabad, Giménez hizo el curso de Tupolev SB Katiuska, pero cuando regresó a España en el verano de 1937 incomprensiblemente se le encomendó el liderazgo de la 50ª Escuadrilla de Polikarpov RZ en la batalla de Brunete y luego dirigió la Escuela de Vuelo de Alta Velocidad de El Carmolí, donde se instruía a los pilotos de Polikarpov I-16, aplicando el sistema de instrucción soviético. En agosto de 1938, Giménez asumió el mayor destino que alcanzó en su carrera militar en las FAR: la Jefatura de la Escuadra de la Caza republicana en la batalla del Ebro, pero su actuación ha sido prácticamente olvidada por los historiadores debido a la difusión de la autobiografía de Andrés García Lacalle (Mitos y Verdades). Para poder comprender mejor el papel del biografiado en la batalla aérea del Ebro, se ha examinado previamente la actuación de las FAR en las campañas de Teruel y Levante, así como las disputas políticas que surgieron en el Ministerio de Marina y Aire que dirigía I. Prieto entre comunistas y no comunistas por el control político de las FAR.

En lo que se refiere estrictamente a la batalla aérea del Ebro, Giménez propuso mejoras para la actuación humana y material de la Escuadra de Caza, redundando en la creación de la famosa 4ª Mosca de Antonio Arias para frenar la “supremacía Messerschmitt”, así como otras propuestas que no fueron apoyadas por el Estado Mayor del las FAR (con el que chocó en varias ocasiones) por lo que solicitó su dimisión, siendo sustituido por Lacalle. Giménez volvió a la Escuela de El Carmolí para continuar con la formación de pilotos y, al final de la guerra, coordinó las tropas de Aviación que intervinieron en la sofocación de la sublevación de Cartagena y la entrada de las tropas franquistas a bordo del Castillo de Olite. Al final de la guerra, Giménez entregó las tropas y material bajo su mando en Los Alcázares, siendo después detenido, juzgado e internado en la prisión de Monteolivete (Valencia) no sin antes haber vivido momentos de tragedia entre los que se fugaron en vuelo a Argelia, confraternizaron rápidamente con el enemigo o fueron fusilados.

En la posguerra, Giménez sufrió bajo la dictadura los mismos duros avatares que sus compañeros de las FAR, pero brindó todo su apoyo a la muy desconocida labor humanitaria establecida entre las asociaciones apolíticas de aviadores republicanos de México (AARE) y Francia (LAARE) con sus compañeros de España. Giménez actuó como gestor de las ayudas económicas que AARE facilitó a las familias de aviadores necesitados en España, y además puso en contacto a los pilotos aviadores residentes en España con los del exilio de América, Europa, África y la URSS. En el libro explicamos su participación en los diferentes proyectos históricos y sociales promovidos por de sus compañeros (creación de una Historia de la Aviación Republicana en la Guerra Civil,  construcción de una residencia para aviadores republicanos jubilados) así como en las polémicas surgidas a raíz de las publicaciones de autobiografías de pilotos. En este sentido, se explica ampliamente la disputa que mantuvo con Lacalle a raíz de su evaluación de su mando en el Ebro en Mitos y Verdades y la discrepancia con J. Salas Larrazábal en el empleo de la información que le proporcionó sobre las FAR. Durante la Transición democrática, Isidoro Giménez  obtuvo su rehabilitación parcial como militar profesional y dejó un legado humano reconocido por todos sus compañeros y “peques” (como así llamaba a los aviadores jóvenes formados en la guerra) contribuyendo a la esencia de la gestación de la futura Asociación de Aviadores de la República (ADAR).

NOTA: El libro (tamaño 29 x 21 cms.) consta de 370 páginas, 40 fotos B/N, 555 notas explicativas, así como numerosos  Anexos Documentales (Hoja de vuelos julio-agosto 1936/Hoja de vuelos de Sariñena/Discurso de despedida de I. Prieto a la Primera Promoción/Carta de los alumnos a K. Voroshilov/Carta de Y. Berzin sobre el alumnado español/Informe sobre J. López Ricondo/Relación del alumnado de la Primera Expedición/Hoja de vuelos en Eslla.50ª/Plantilla de El Carmolí/Vuelos efectuados por Giménez en la Escuela/Historial de R. Castañeda en la Escuadrilla Lacalle y El Carmolí/Quejas por el comportamiento de los mando del Ejército del Aire/Informe sobre el Estado de la Aviación/Informe sobre Aviación (del PCE)/Vuelos de I. Giménez en el Ebro/Epistolario Giménez-Lacalle sobre la Escuadra/Situación de la caza (Informe de A. García Lacalle). PVP: 20 euros (Para adquirirlo, dirigirse a carloslazav@yahoo.es).

Carlos  Lázaro Ávila

Diseño web: ticmedia.es